Cheesecake de frutilla fácil y delicioso

Si eres amante de los dulces, este cheesecake de frutilla te va a encantar. Es delicioso, fácil de preparar y un postre perfecto para acompañar con té o café. ¿Lo mejor? No necesitarás horno para prepararlo.

Muchas personas piensan que la receta original nació en New York, por los conocidos estilos de cheesecake como el New York cheesecake y el Philadelphia cheesecake. Sin embargo, existe evidencia de la presencia del cheesecake en las recetas de la antigua Grecia. 

En Aliservice buscamos ofrecer ideas simples pero muy sabrosas, anímate a preparar esta deliciosa receta y otras haciendo clic en nuestro Recetario Aliservice.

¿Quieres aprender a hacer este cheesecake de frutilla? Destácate preparando esta receta en casa y sorprende a todos tus amigos.

¿Cómo preparar este cheesecake de frutilla?

Ingredientes relleno:

  • 500 g frutillas
  • 300 g queso crema
  • 200 g crema de leche
  • 7 g gelatina sin sabor
  • 30 g gelatina de frutillas
  • 1 taza de agua caliente
  • 150 gr. azúcar blanca

Ingredientes base de la tarta:

  • 150 g galletas de vainilla
  • 100 g de mantequilla

Preparación:

  1. Para la base: procesar las galletas, luego agregar la mantequilla derretida. Mezclar hasta que las galletas queden húmedas. Cuando esté listo, esparcir la mezcla en la base de un molde redondo de 24 cm de diámetro (preferiblemente desmoldable y forrado con papel de horno) y reservar.
  2. En un bowl, batir la crema de leche con el azúcar. Después agregar el queso crema y las frutillas previamente procesadas y si gustas, reservar un poco para decorar al final. Revolver de manera envolvente y por último, agregar la gelatina sin sabor previamente hidratada en agua y luego disuelta en microondas por aproximadamente 15-20 segundos.
  3. Decorar con frutillas todo el contorno del molde, luego agregar todo el contenido cremoso del segundo paso y refrigerar por 30 minutos.
  4. Después, sacar del refrigerador y añadir la gelatina de frutillas previamente diluida en una taza de agua caliente.
  5. Llevar al refrigerador hasta el día siguiente. Y ¡listo!

Esta es una receta muy fácil de preparar, deliciosa y que te hará lucir como un verdadero/a chef.

¿Qué esperas para intentarlo? ¡Anímate!

shares
Volver