Cómo hacer galletas de mantequilla caseras

Estas galletas de mantequilla caseras son deliciosas y muy fáciles de preparar. Ideales para esos días donde se nos antoja un postre casero, pero contamos con pocos ingredientes. Si te mantienes pensando en qué postre preparar en esta cuarentena, ¡esta receta es ideal para ti!

Lo mejor de esta receta, es que lleva tan solo cuatro (4) ingredientes. Así como lo lees, son solo cuatro ingredientes, que seguro ya tienes en casa.

Si quieres aprender cómo preparar estas deliciosas galletas de mantequilla caseras, toma nota y vete directo a la cocina, porque estás a punto de degustar una de las mejores y más fáciles recetas de galletas de mantequilla que existen (lo prometemos, no te vas a arrepentir).

¿Qué necesitas para preparar las galletas de mantequilla?

Ingredientes

-220 gr de harina sin polvos de hornear.

-250 gr de mantequilla (puede ser con o sin sal)

-110 gr de azúcar (puede ser blanca o rubia, elige la que tengas en casa)

-1 yema de huevo

Preparación

  1. Mezclar la mantequilla con el azúcar de tu preferencia (la mantequilla debe estar a temperatura ambiente).
  2. Cuando ambos ingredientes estén bien incorporados, agregar la yema de huevo y seguir mezclando. Tip: se puede hacer con batidora manual o con espátula.
  3. Echar de a poco la harina todo uso y mezclar hasta formar una masa homogénea.
  4. Cuando tengas la masa lista, envuelvela en papel film plástico y llévala al refrigerador por 30 minutos como mínimo, antes de hornearlas.
  5. Para hacer las galletas, es importante aplanar la masa con un rodillo y hacer las formas de tu preferencia. Pueden ser con corta galletas o con un vaso. 
  6. Coloca las galletas en una bandeja con papel para hornear, o en su defecto, papel aluminio con un poco de mantequilla para que no se peguen.
  7. Hornear por aproximadamente 20 minutos a 180°. (El tiempo puede variar de horno a horno).
  8. Cuando estén listas, saca la bandeja del horno. Notarás que las galletas de mantequilla están un poco blandas, no te preocupes porque es normal. Lo mejor es dejarlas enfriar sobre una rejilla o plato. Verás que una vez que se enfríen, estarán crujientes y listas para comer. Para no quemarte, utiliza una espátula para sacarlas de la bandeja. 

En definitiva, las galletas de mantequilla son una delicia, son tan fáciles de preparar, que hasta los niños las pueden hacer.  Son súper versátiles, ya que las puedes decorar con merengue, manjar, chocolate derretido o fondant. 

Lo mejor de esta receta de galletas de mantequilla, es que la puedes adaptar a tus gustos, ya que se pueden hacer de diferentes formas y tamaños. En general, las puedes adaptar al estilo que prefieras y disfrutarlas en el proceso. Además, la puedes disfrutar con un delicioso chocolate caliente, que puedes aprender a preparar aquí.

¿Qué esperas para intentarlo? Si preparas estas deliciosas galletas de mantequilla caseras (o cualquiera de nuestras recetas del blog), tómale una foto, súbela a Instagram y utiliza el Hashtag #RecetarioAliservice, para poder ver el resultado. ¡Buen provecho!

shares
Volver