Helado de frutas naturales

Los helados comerciales son altamente calóricos, abundan en grasas y azúcares, y como en el verano se ingieren con frecuencia, pueden ser un riesgo para la salud. Por el contrario, las preparaciones caseras de helados son deliciosas y definitivamente más saludables.

Incluso, si aprendes a hacer helados caseros tendrás en tus manos una forma divertida de introducir estos alimentos en los niños que a veces rechazan las frutas. Además, podrás mantenerlos hidratados en los días calurosos.

Receta de helado de frutas 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una dieta sana y equilibrada debe incluir 5 porciones de frutas y vegetales al día. Un helado de frutas naturales ciertamente es delicioso y refrescante, pero además si lo preparas con frutas de la temporada, obtienes muchos beneficios adicionales.

Un helado de frutas naturales resulta más económico, ya que el precio de esas frutas no tiene que incluir los costos de la importación desde lugares lejanos. Y por si fuera poco, como la planta crece en su tiempo y con el clima adecuado, no es necesario usar plaguicidas o fertilizantes artificiales.

Si quieres saber cómo hacer helado casero con las frutas más propicias de la temporada primavera-verano, te sugerimos las siguientes: arándanos, guindas, ciruela, damascos, duraznos, frambuesas, frutillas, higos, kiwis, manzanas, naranjas y piñas.

Sigue los pasos de esta fácil preparación y sorprenderás a todos: puedes hacer tus helados caseros con solo una fruta o atreverte a mezclar varias de acuerdo a tu preferencia.

Ingredientes

  • ½ taza de azúcar
  • ½ taza de agua
  • El jugo de un limón
  • 500 gramos de la fruta de estación de tu preferencia (puedes probar combinar varias frutas)
  • ½ cucharadita de jengibre
  • 1 clara de huevo

Preparación

Pon el agua, el azúcar y el jugo de limón en una olla pequeña y cocina a fuego mediano revolviendo suavemente hasta que el azúcar se haya disuelto y la mezcla se haya transformado en un almíbar liviano.

Deja enfriar el almíbar a temperatura ambiente.

Coloca el almíbar y el resto de los ingredientes en una procesadora de alimentos o en un batidor de vaso. Procesa hasta obtener una mezcla suave, cremosa y homogénea.

Pon la mezcla en un recipiente, o en varios moldes individuales según sea tu gusto. Congela por al menos 6 horas.

Antes de servir, deja el helado unos 2 minutos fuera del congelador para que ablande levemente, y adorna con hojas de menta o albahaca.

Receta especial para personas diabéticas 

Es muy sencillo que las personas diabéticas puedan disfrutar también de esta delicia en los días calurosos del verano. Simplemente tienes que sustituir la media taza de azúcar de la receta por media cucharadita de stevia, ya sea en polvo o líquida. Cocinas la mezcla por algunos minutos y continúas los pasos del resto de la preparación.

Ahora bien, si quieres saber cómo hacer helados caseros sin ningún otro ingrediente más que frutas, debes saber que es muy fácil, económico y rápido prepararlos. Basta con procesar ¼ de kilo de tu fruta favorita de la temporada y agregarle el jugo de dos naranjas. La mezcla debe llegar a tener una apariencia homogénea.

Luego, la colocas en los moldes que previamente has destinado para llevar al congelador hasta que se solidifiquen. Por supuesto, también en este caso puedes decidir si usar una sola fruta o varias.

Una mezcla particularmente atractiva es la de los frutos rojos: frutillas, guindas y frambuesas, entre otras. Los duraznos con higos son también una combinación que darán que hablar a tus invitados.

Ahora que ya sabes cómo hacer helados caseros, seguramente vas a poder degustar de estas preparaciones saludables y deliciosas, y te animes a combinar los colores y sabores de varias frutas de la temporada, o prefieras disfrutar del intenso sabor que cada una de ellas puede brindarte.

En cualquier caso, de seguro todos van a amar tus helados de frutas caseros.

Te puede interesar:

shares
Volver