ROLLITOS DE CANELA

Sabemos que a nuestros seguidores les encantan las cosas dulces. Por esto les  presentamos uno de los secretos mejor guardados del mundo de las recetas dulces : Rollitos de canela, esponjosos y jugosos, además de rollitos dulces podemos hacer rollitos salados, con unos pequeños cambios y así tener infinidad de rellenos. Si quieres dejarlos con una presentación gourmet puedes  decorarlos de muchas formas: estos bollos nunca habían estado tan de moda como ahora.

Para hacer los rollitos salados, simplemente hay que quitar la canela que va en la masa y todo lo demás se queda igual: el pequeño toque dulce de la masa queda de maravilla con los rellenos salados. Entre la infinidad de rellenos salados posibles se pueden hacer con tomates, queso rallado o cualquier otra combinación que gustes: el límite será tú imaginación y la de tus amigos.

Ingredientes:

Crema

  • 1 TARRO DE LECHE CONDENSADA
  • ½ CUCHARADITA DE CANELA EN POLVO
  • 1 ½ TAZA DE AGUA
  • 2 CUCHARADAS DE MAICENA

Masa

  • 1 KILO DE HARINA
  • 250 ML DE AGUA TIBIA
  • 60 G LEVADURA FRESCA
  • 1 TAZA DE AZÚCAR GRANULADA
  • 4 HUEVOS
  • 120 G DE MANTEQUILLA BATIDA – ABLANDADA
  • 1 CUCHARADITA DE SAL
  • 2 CUCHARADITAS DE CANELA EN POLVO
  • 100 G DE NUECES PARTIDAS
  • 70 G DE PASAS

Preparación:

Crema

En una olla mediana colocar la leche condensada el agua, la canela y la maicena. Lleva a fuego medio alto revolviendo constantemente hasta que hierva y consigas una crema espesa. Una vez lista, retira del fuego y cubre con papel film y enfria.

Masa

Juntar en un bowl, harina con agua, la levadura y el azúcar. Remueve hasta juntar y reposa la mezcla durante 20 min. Enseguida, agrega los huevos y amasa levemente. Finaliza con la mantequilla ablandada, la sal y la canela. Amasa nuevamente hasta obtener una masa compacta y una tanto elástica, reposa durante 15 min. Cubierta con un paño.

Separa la masa en cuatro partes y uslerea sobre un mesón con un poquito de harina de manera rectangular, rellenar con la crema del paso uno ya fría o levemente tibia y esparce nueces y pasas con toques de canela en polvo. Enrolla y corta rodajas de dos cm de grosor aproximados. Déjalas acostadas y un tanto separadas sobre una lata de horno previamente enmantequillada y fermenta durante 30 min.

Para el proceso de fermentación debes dejarla dentro del horno muy suave con la puerta un poco abierta, así mantener una temperatura de 40°C. Además debes cubrir los rollos de canela con un plástico para generar humedad. Con estos consejos logras un fermentado y así aumentas el volumen de los rollitos. Una vez listo, retira con cuidado el plástico, espolvorea un toque de canela y lleva a horno precalentado a temperatura alta de 180°C durante 25 minutos aprox. hasta aumentar su volumen y dorar la superficie. Una vez listos, retira del horno y disfruta, no podrás comerte solo uno!

shares
Volver